“Vivir es fácil con los ojos cerrados” (John Lennon)

Esto no es un blog para que te hagas vegetariano, no verás fotos horribles que puedan herir tu sensibilidad, no pondré videos que te revuelvan el estómago y no relataré nada excesivamente desagradable. Esto es un blog para mi familia, amigos y conocidos que me preguntan por qué he decidido no comer animales. Es algo que no puedo contestar en cinco minutos o en un par de frases por todo lo que engloba. Por ello y para ellos dejo aquí mis debates internos, mis motivos y todo lo que supone tomar tal decisión.

Como bien sabéis, siempre me he considerado desde niño un amante de los animales. ¿Y qué niño no lo es? Cuando eres pequeño estás rodeado de animales: muchos de los personajes de tus dibujos animados lo son, los de tus cuentos también, películas, juguetes… Un sin fin de cosas lo aprendes a través de ellos, son sin duda tus amigos, tus primeros amigos. Decía Bernard Shaw: “Los animales son mis amigos y yo no me como a mis amigos”. Por ello a un niño no le explicas qué es en realidad ese filete que se está cenando. Recuerdo a mi primo de pequeño diciendo que la leche o el pollo venían de la nevera. Sería traumático para un niño saber la verdad como podéis ver aquí: vídeo 1 y vídeo 2. Estos pobres neófitos no dan crédito a las respuestas a sus inocentes preguntas y rompen a llorar lamentándose sin sosiego. Los videos parecen lógicos pero entonces hay algo que no me cuadra. Está claro que si a un niño le pones un conejo delante suya en vez de querer comérselo va a querer abrazarlo y jugar con él, entonces ¿por qué acabamos comiéndonos al pobre conejo? Ahí me surgió mi primera cuestión.

9cd94136-45cb-45cd-9c62-420746296b44

Darás con gente extremista que te dirán que es porque realmente estamos diseñados físicamente para ser solo herbívoros, otros te dirán que carecemos del instinto y que la industria se encarga de que así sea; lees un no parar de diferentes teorías que tienen parte de verdad y parte que no. Cuando estás interesado en algo nos dejamos llevar por lo que deseas escuchar y al final esto se parece a cualquier religión, que te acabas creyendo cualquier cosa. Pienso que hacerte vegetariano es algo que tiene que salir de ti, nadie tiene por qué convencerte, ten cuidado con los grupos de carnívoros y veganos sectáreos que abundan en la red y elige bien las fuentes de información, se trata de tu alimentación y por lo tanto de tu salud.

Tengo la suerte de tener una amiga, Nerea Amezcua, que está a punto de doctorarse cuando termine su tesis en el estudio de las relaciones sociales y gestión de conflictos en primates, en concreto en grandes simios; tiene un máster en etología sobre las bases biológicas de la conducta animal y humana; es psicomotrocista, psicóloga y yo no sé qué más. Vamos, que de ella sí me creo lo que me cuente y me dijo lo siguiente: probablemente el ser humano ha llegado a lo que es gracias a comer carne. Ahí queda eso. Me explicó que la evolución humana gracias al consumo de carne ha llegado hasta donde estamos ahora porque con menos cantidad de alimento conseguían obtener mucha más energía y proteínas que le permitió invertir tiempo en otras actividades. Además, cazar para conseguir carne supone un preparación previa, realizar estrategias y más tarde repartirla, surgiendo así los lazos sociales. De esta manera nuestros ancestros pasaron de ser herbívoros a ser omnívoros. Por eso hablaba antes de las verdades a medias, sí es cierto que de primeras éramos herbívoros e incluso me contó que nuestros ancestros tenían cresta sagital al igual que los gorilas para poder masticar muy bien y aprovechar todos lo nutrientes de todo lo verde que te metieras para el cuerpo.  Lo dicho, nos vino muy bien comer carne. Un apunte, Nerea es también vegetariana. En su caso fue a raíz de una investigación que tuvo que hacer sobre el bienestar animal para un trabajo. Ahí queda eso también.

Así que entonces ¿qué pasa con el conejo? Los vegetarianos nos pasaríamos el día buscando comida siendo nuestra principal tarea encontrar los suficientes nutrientes para alimentarnos, ahora es más fácil porque como tenemos recursos no hace falta ir a buscarla. Yo creo que el hecho de tener los recursos y por ende el no pasar hambre hacen que el niño prefiera jugar con el que ve como su amigo. Así que llegados a este punto en el que tenemos al alcance (los que tenemos suerte) todo tipo de comida, en mi opinión todo se reduce a una cuestión cultural. En la India, por ejemplo, la ingesta de animales significa un acto de violencia según las leyes del budismo, jainismo e hinduismo y hay hasta casos como el de la ciudad de Palitana (65mil hab.) que se ha convertido oficialmente en vegetariana; tienen una ley que prohibe la venta de carne en su territorio.

Mahimsyat.sarva.bhutani(veda)

En la India las vacas son sagradas y yo he comido vaca; para mí son sagrados los perros y los chinos se comen a los perros. ¿Es lo mismo? Antes de ponernos a maldecir a los chinos se podría decir que son los mas coherentes. Miles de perros y gatos que mueren en perreras acaban como pienso para las vacas para aportarles proteínas y que luego cuando te las comas ellas te aporten proteínas a ti. Visto así es más inteligente comerte directamente a los perros y te ahorras un proceso largo y costoso.

Sin muchos argumentos decía que no te puedes comer a un perro, que un perro es un perro. Como bien sabéis hice cursos de educación y adiestramiento canino. En ellos aprendes algo de etología  y empiezas a comprender muchas cosas de los animales, a meterte en su cerebro, su forma de pensar, necesidades, conductas, en definitiva su mundo, no muy distinto al nuestro. Gracias a ello he conseguido crear un vínculo muy fuerte con mi perro Dalí con el que compito en canicross. He vivido momentos en competición que no podría explicar con palabras, una conexión especial que va más allá de lo que uno pueda imaginar. Lo pienso y es maravilloso como dos animales de distintas especies puedan llegar a algo así. Creo que de esta conexión profunda con Dalí salen mis primeros pensamientos en serio de ser vegetariano.

12294671_10153782790119451_1989641876427613653_n
Cto de España de Canicross.

Con todo esto ¿cómo narices me voy a comer yo a un perro? Resulta que investigando supe que los cerdos son más inteligentes que los perros y los chimpancés y que además comparten con nosotros un 80% del mapa genético. Os pido encarecidamente ver este video sobre la inteligencia de los cerdos y en especial el minuto 3:58 que a mí me ha dejado perplejo. Tras ver lo increíbles que son los cerdos la pregunta era ¿cómo narices me voy a comer yo a un cerdo? Ahora podía poner a mis perros en su lugar y visualizar claramente por todo el sufrimiento que pasan.

¿Y el resto de los animales además de los cerdos? Nunca me había planteado de qué manera podía sufrir un cerdo, vaca, pollo, cordero… Todos sabemos que no lo deben pasar muy bien y siempre has oído las típicas cosas que algún día has comentado con alguien en plan “pobrecitos” pero que rápido obvias para dejar tu mente tranquila. El problema es que por cultura el sufrimiento animal parece de otro orden y por tanto por muy cruel que sea, para la gente no parece importante. Yo no puedo ver a mis perros sufrir y sé perfectamente que si ellos no pudiesen desarrollar ciertos modelos de comportamiento que realizarían en un medio natural acabarían volviéndose “locos”, por ejemplo teniendo estereotipias al igual que una cerda acaba mordiendo los barrotes de su jaula o una vaca no para de relamerse. Ansiedad, estrés, estereotipias, indefensión aprendida… En definitiva sufrimiento animal que a mí sí me estaba empezando a parecer importante y eso que todavía no había tocado el sufrimiento físico.

El punto clave para tomarme definitivamente en serio la idea de ser vegetariano fue el tragarme unos cuantos vídeos de cruda realidad. Empecé a ver vídeos de mataderos, granjas varias y todo tipo de barbaridades relacionadas con la ganadería industrial. Muchos me costó conseguir terminar de verlos pero hice el esfuerzo, sentía que tenía que hacerlo. Es importante recalcar que hablo especialmente de la ganadería industrial, a mí la persona que tiene una granja con sus 20 vacas pastando y que no las trata inhumanamente lo observo con otros ojos. El problema son las industrias que fabrican animales como el que fabrica tornillos y los tratan de la misma manera.

DCIM102GOPRO
Vacas pastando en los Lagos de Covadonga.

No voy a describir las cosas que he visto en los videos, sólo diré que tenemos un desconocimiento absoluto y que no tiene nada que ver con lo que nos imaginamos. De hecho nuestra imaginación, o al menos la mía, no está preparada para llegar a tales grados de crueldad.

Una de las primeras cosas que me costó digerir es cómo puede haber seres humanos capaces de realizar todo tipo de ejecuciones inmorales. Fue entonces cuando recordé las palabras de una guía en Berlín, en el campo de concentración de Sachsenhausen. La chica, muy seria, nos contó como un soldado explicaba ya pasado el holocausto, que en su jornada se dedicaba a matar judíos sin parar y que solo descansaba en el momento de tener que recargar las balas a la pistola. Sus palabras fueron las siguientes: Quiero que tengáis muy claro que los nazis no estaban locos. Simplemente nos quería hacer ver que el ser humano es capaz de hacer cosas que jamás creerías. ¡Y qué razón tenía!

Aprendí que por desgracia no todo se limita al momento de dar matarile al animal, es bastante peor su malograda vida desde que nacen hasta que mueren. En esto se basan por ejemplo muchos taurinos para defender la tauromaquia, dicen que el toro bravo vive como un rey hasta llegado el día del trágico final. A mí es un argumento que no me vale porque me recuerda a cuando se quiso mantener la esclavitud en los seres humanos diciendo que les iban a mejorar las condiciones. Pero les doy toda la razón en una cosa, una persona que se rasga las vestiduras ante una corrida de toros o hace manifestaciones antitaurinas por el sufrimiento animal y luego por la noche se come un filete no tiene ni pies ni cabeza (la protesta se tendría que reducir al hecho de que se haga espectáculo y al de pagar dinero para disfrutar viendo a un animal sufrir). Ese trozo de carne que hay en el plato viene de un animal que no te imaginas el calvario por el que ha pasado, con un sufrimiento mucho mayor al del toro de lidia y sin embargo nadie va a manifestarse a la fábrica de Campofrío. 

Después de tragarme decenas de vídeos traumatizadores en plan Alex en la Naranja Mecánica lo que sí que me quedó claro es que yo no quería ser partícipe de tal “genocidio”.

¿Y ahora qué hago?

Tras más de 30 años comiendo carne lo primero que pensé así de primeras es en como hacer para no dejar de comerla pero sin que sufra el animal. Una buena opción, pensaba, era la carne ecológica. Por un lado es la misma historia de antes del toro bravo, tener una vida mejor que el resto para luego ir al matadero solo que en este caso va directo sin montar ningún circo antes y sin recibir un extra de tortura gratuita. Como en este caso el fin era únicamente la alimentación lo veía bien, me parecía justo. Pero ahora además de ver vídeos me puse a leer e informarme de las cosas y resulta que el lado ecológico tiene también su lado oscuro. Por ejemplo, una de las cosas que se exigen para que algo sea orgánico es que se tenga acceso al exterior y en algunos sitios eso simplemente significa tener la posibilidad de mirar hacia afuera por una ventana enrejada.  Que así a simple vista puede parecer ridículo pero les debe parecer suficiente si pensamos que muchos animales de la ganadería industrial no ven el sol en su vida. Me dije, pues nada, tendré que ir en persona a conocer el lugar para asegurarme de que los animales son bien tratados. Pero no llegué a ir a ningún sitio. Seguí informándome en distintos sitios más algún libro que leí y llegue a la siguiente conclusión: no quiero comer animales. De hecho es curioso cómo funciona el cerebro porque a día de hoy hasta me resulta raro el hecho de “comer animales”.

DCIM102GOPRO
Un cerdo colega mío en los Lagos de Covadonga.

¿Y el pescado? al principio me pasaba como a los cristianos en la cuaresma que al pescado no lo consideran carne. Volvemos a las culturas y las religiones. No sé si por ello me pasa con el pescado que no tengo el mismo sentimiento que con los animales terrestres. Yo no como pescado pero empujado más casi por cuestiones medioambientales y también por lo que comentaba antes de que te empieza a ser raro comer animales. Cuando lees que para pescar en el mar 500gr de gambas arrastran y acaban con otros 11kg de diferentes especies que no se aprovechan o que existen modernos palangres que llegan a alcanzar los 120km te da que pensar en como arrasamos con todo y más aún en el mar. A veces me da un venazo y me como una lata de mejillones o de berberechos y en ocasiones contadas por el motivo que sea he comido pescado. Sandra, mi novia, no come carne pero si come pescado, por ejemplo. Ella dejó de comer carne y sin tener que ver ningún video ni nada. Cada uno tiene sus motivos y su historia.

Al hacerte vegetariano ayuda saber que vas a echar una mano a reducir el calentamiento global ya que la contribución de la ganadería industrial a este desastre es mayor que la de todo el sector de transporte juntos (coches, trenes, aviones y barcos) y no lo digo yo que lo dicen las Naciones Unidas; es la principal causa del cambio climático. Sabes también que ayuda a prevenir la deforestación, a disminuir la contaminación , ahorrará reservas de petróleo, mejorará la salud pública y sobre todo y lo que más me importa a mí: que habrá menos sufrimiento animal. Sabes todo esto pero lo que no sabes es como te va a afectar a ti.

Ya no como animales.

Cuando tomas la decisión lo primero que te preocupa y preguntas es: ¿Ahora qué como? Es de lo más natural hacerte la pregunta al igual que lo es que te lo pregunte todo el mundo. Nos han educado para que así sea. Por suerte te das cuenta de que comes de todo menos carne. Tan solo que ahora si te haces unos macarrones, unas lentejas, una pizza o lo que sea pues no le echas carne y le echas otras cosas. Hoy en día con internet es facilísimo, tienes todas las recetas que quieras y la información que necesites. Mi cuñada me regaló un libro con 1001 recetas vegetarianas, por ejemplo. También conoces y empiezas a comer nuevas cosas que no habías comido en tu vida. Descubres un nuevo mundo y de repente tu abanico de alimentación se abre enormemente. He llegado al punto de tener mi propio huerto ecológico compartido con amigos y nuestras propias gallinas para comer huevos de gallinas no enjauladas y bien alimentadas (todo ello gracias a Tucutuco).

Al principio si me preocupaba mucho por el tema del Hierro y la vitamina B12 y tenía mucho control de lo que comía. Luego pensé en gente famosa vegetariana como Albert Einstein, Thomas Edison o Bernard Shaw que me da a mí que no se preocupaban mucho por la B12 y uno vivió hasta los 76, el otro hasta los 84 y el último llegó a los 94. Y si estos se preocupaban poco no te cuento ya Isaac Newton o el que es para mí el mayor genio de la historia Leonardo Da Vinci. No sé yo si en el 1600 se sabía mucho de nutrición y menos aun en el 1400. Llegar a los 84 como Isaac en el 1600 no debía ser muy normal y nacer en el año 1452 y vivir 67 tampoco. Pero si nos ponemos ya extremistas nos vamos a Pitágoras que es del 500 y mucho a.C. (no se ponen de acuerdo con la fecha) y rondó los 90 años. Todos estos genios vegetarianos dudo que estuviesen calculando proteínas, Hierro, B12… y vivieron muchos años y en épocas con menos recursos. Aún así me hice hace poco unos análisis donde me mirasen todo y está todo correcto y normal.

Algunos te venden que hacerte vegetariano te hace inmortal y si te pasas a vegano ya te da super poderes. No, no es así, pero ahora, más sano sí que parece ser. De momento va a ser muy difícil sufrir enfermedades cardiovasculares o tener colesterol (mi colesterol ha bajado de 205 a 143). También se puede ser vegetariano y ser un zampa bollos y estar obeso, cuidado. Esto es importante saberlo y más ahora que parece ser que los gobiernos y por lo tanto los medios de comunicación quieren poner de moda el veganismo (que yo por mí encantado) pero sus fines son otros. No sé si habéis notado que de repente te lo venden como una dieta para adelgazar y lo están intentando introducir poco a poco pero su intención es totalmente otra. Esto es a opinión personal pero es que ya ha salido a la luz que si seguimos con una dieta basada en la carne para antes del 2025 un tercio de la población tendrá escasez de agua y en el 2050 se habrá acabado el agua potable. Lo triste es que es información de los ejecutivos de Nestlé y su preocupación no es que nos muramos de sed, es el como le va a afectar a la empresa en sus intereses. Aquí tenéis la noticia. Y aquí a la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) dando un aviso.Escasez.Agua_

Hace poco vi un documental en TVE en donde buscaban y mostraban otros alimentos de donde podemos obtener proteínas, ¿casualidad? O el bombazo de la OMS diciendo que la carne procesada puede producir cáncer. La industria ganadera tal y como la conocemos no es sostenible y se está cargando el planeta. Eso es una realidad, nos van a empezar a meter el veganismo poco a poco pero no por el sufrimiento animal, es por el sufrimiento que vamos a tener nosotros si no paramos nuestra forma de alimentarnos.

Si quieres empezar a cambiar algo basta solo con seguir una idea que ha tenido el también vegetariano Sir Paul McCartney: que los lunes no comas carne #meetfreemonday. “Lunes sin carne es una campaña sin fines de lucro que tiene como objetivo dar a conocer el impacto ambiental negativo de comer carne, y para animar a la gente a ayudar a frenar el cambio climático, preservar los recursos naturales y mejorar su salud por solo un día libre de carne cada semana”. “Deberíamos preocuparnos por el cambio climático porque si no lo hacemos vamos a dejar a nuestros hijos y nietos en un completo desastre”. Haz memoria y seguro que en esta semana todos los días has comido algo de carne, piénsalo bien y te llevarás la sorpresa.

En mi caso lo difícil de hacerte vegetariano no ha sido el qué comer, ha sido lo social. Mucha gente les molesta saber que eres vegetariano e incluso se sienten ofendidos, otros hacen chistes, otros intentan ridiculizarte… al fin y al cabo mecanismos de defensa de la gente ante algo nuevo. Me ha resultado muy curioso ver como te sienten como una amenaza. La verdad que no entiendo nada pero bueno, irrespetuosos hay en todos los sitios. Esto es lo que menos me preocupa. Lo más rollo al principio es salir de ocio con tus amigos. España no es Europa por mucho que te quieran vender y aquí queda todavía trabajo aunque ya hay que celebrar los pasos dados por Barcelona, Vitoria y Arrecife que se han hecho ciudades Veg-Friendly. Si sales a comer por ahí de menú nunca te podrás pedir un segundo plato, con suerte dos primeros. Si quedas con tu familia ya se tienen que preocupar por ti. Si vas a cualquier tipo de fiesta o celebración tienes que avisar de que eres vegetariano y/o llevarte tú lo tuyo. Además mucha gente te va a repetir las mismas preguntas una y otra vez: ¿por qué eres vegetariano?, ¿y ahora qué comes?, ¿y comes pescado?, ¿y no echas de menos la carne?… Y que conste que me parece de lo más normal que te pregunten pero llega un momento que se hace pesado (por eso este blog).

Y no, no echo de menos la carne. Me parece curioso hasta a mí. He estado comiéndola más de 30 años pero hay que entender que yo cuando veo un filete ahora veo otra cosa. No es que no la eche de menos, es que ahora soy incapaz de comerme un trozo. Otra pregunta es si no echas de menos el jamón serrano y mira, es curioso pero no me acuerdo de su sabor. Ya lo comenté antes como cambia tu cerebro. Si por ejemplo cocinas algo con carne pues tampoco es de mi agrado y no me vale con separar los trozos de carne. Filete, hamburguesa, chuleta, escalope… son todo eufemismos para mí, yo lo que veo es un animal muerto y se me pasa por la cabeza muchas imágenes desagradables.

Siempre hay alguien que te va a decir también lo de que las plantas tienen sentimientos, lo que no sabe esa persona es que por supuesto que tienen y parece ser que hasta más sentidos que nosotros. Os dejo una entrevista que hizo La Vanguardia a Stefano Mancuso, un neurobiólogo vegetal que nos explica que las plantas tienen nuestros 5 sentidos y 15 más. Es fantástico todo lo que cuenta, sobre todo lo del experimento con el abeto me dejó alucinado. No creo que podamos ser antropomorfistas con las plantas, tenemos un desconocimiento total pero Stefano Mancuso nos desvela algunas cosas increíbles.

Hay personas que me dicen lo del sentimiento de las plantas, otras que si a mis perros sí les doy carne (por supuesto, son carnívoros), a Sandra que si come pescado… Su intención muchas veces no es intentar entenderte, es intentar que te contradigas para poder ellos justificarse porque no se quieren ni plantear la opción de dejar de comer carne. Si sirve de algo la mayor parte de este blog lo he escrito con el móvil el cual su batería está hecha con el sudor de niños esclavos y produce guerras en el Congo, ¿contradictorio? O sin ir más lejos las verduras que me como son abonadas con los excrementos de los animales de granja que no me como. Puedes no hacer nada porque hagas lo que hagas te contradices o puedes por lo menos intentar mejorar un poco las cosas con pequeños gestos. Como por ejemplo con el #meetfreemonday comentado antes.

PJ-BB502A_SP_VE_G_20110628225517
El americano David Zabriskie primer vegano en realizar el Tour

En lo referente al deporte no he notado nada. Mi mejor marca en un 10k es de 36’30” y la hice ya siendo vegetariano pero creo que tuvo más que ver el entrenamiento que hice que otra cosa. No veo que influya comer carne o no, influye comer bien y sano.

Hace poco más de dos semanas nuestro gran triatleta Eneko Llanos hacía bronce en el Cto de Europa de distancia ironman disputado en Frankfurt y es vegetariano al igual que el mítico Dave Scott cuando consiguió ser 6 veces campeón del mundo. Carl Lewis en 1990 adoptó una dieta vegana y según él es cuando mejor estuvo y siguió ganando medallas de oro. Venus William, el Kun Agüero o Frank Medrano (este último vegano), por nombrar a algunos, confirman que se puede ser deportista de élite y vegetariano.

Yo de momento este año me voy a preparar para el ironman de Vitoria al que iré con mi hermano. No somos élite pero ¡lo vamos a petar seguro!.

Si has llegado hasta aquí espero que ahora me entiendas un poco mejor. Cualquier duda, curiosidad o pregunta te contestaré encantado.

Gracias!!

 

Anuncios

8 comentarios en ““Vivir es fácil con los ojos cerrados” (John Lennon)

  1. Muy bueno como siempre Gerar.

    Mucha gente, yo el primero, se cuestionara muchas cosas sobre su alimentación al leer este blog.

    Yo además de eso, me planteo cada vez más… que mierda de país, tanto talento en la cabina de un tren (con todos mis respetos hacia tu trabajo).

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. Increíble documento. Directo, certero, bien redactado, simpático… Totalmente de acuerdo en todo menos en lo de los peces: los peces son amigos, no comida. Jajaja. Tú te pasas la vida llamando kracs a los demás cuando TÚ eres el verdaderamente asombroso. Eres un tío especial. Mil besos y mil topes.

    Le gusta a 1 persona

  3. Un artículo muy bien trabajado. Me ha encantado, y expones argumentos muy claros y simples , tanto para entenderlo nosotros, como para entender a los que no les interesa que lo entendamos .
    No he conseguido saber tu nombre y apellido. Seré muy despistado, pero para mi es importante conocer a personas como tú. Muchas gracias por tu trabajo.

    Me gusta

    1. Gracias Fernando, me alegro que te haya gustado. Me llamo Gerardo Quesada y ahora que lo pienso no creo que aparezca mi nombre. Tal vez en el otro blog de SER O NO FINISHER al que enlacé esta entrada. Tengo la curiosidad de cómo has dado con el blog porque lo he compartido solo en mi Facebook. Me alegra que llegue a más gente. Gracias de nuevo!

      Me gusta

  4. Me ha gustado mucho. Hablas con conocimiento, está bien documentado, pero sobre todo con honestidad y en primera persona, sin dejar, creo, ningún flanco sin cubrir. No soy vegetariano pero llevo años pensándomelo y estos argumentos me inclinan a dar, por lo menos, algún paso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s